12/5/08

El infierno absorbe calor

El conflicto social no tiene límites.
Las imágenes de la sospecha
atrapadas en la geometría del capital,
viven, por ejemplo
a los pies de la Sagrada Familia.

En la mendiga de luto
la edad de la inocencia es una mentira.
Los turistas japoneses, italianos, polacos...
juegan con la distancia focal,
momifican un templo construido con la fe del dinero,
obvian el hambre de la calle.

Dos policías limpian la zona de indeseables.
Una señora masajea una hamburguesa en el chiringuito
y la ofrece caritativamente a su perro llorón.
¡Oh Gaudí, atropellado por los versos del poeta,
financiado por negreros solidarios con el arte!

Cuando los fieles suban al cielo,
el aire barra las impurezas,
el justo perpetúe la limosna,
o el poder escupa su sangre:
El hombre seguirá olvidando los sueños de libertad
pero la memoria prevalecerá sobre el olvido.

8 comentarios:

38 grados dijo...

Si Gaudí levantara la cabeza, la volvería a bajar de nuevo.

38 grados dijo...

Si Gaudí levantara la cabeza, la volvería a bajar de nuevo.

Anónimo dijo...

Lírismo puro de realidad.

Un beso fuerte.

Your sister.

Maria Coca dijo...

La memoria siempre prevalece... Y a pesar de nuestras miserias, hay huellas que indudablemente no podrán borrarse.

Siempre me ha parecido un monumento triste, la Sagrada Familia...

Besos desde mi orilla.

eSadElBlOg dijo...

por ejemplo a lospies de la Sagrada Familia. Por ejemplo en las salidas estación de Plaza Catalunya. Por ejemplo, detrás de la Catedral.
Siempre a los pies, detrás, cerca de un sitio...nunca "en un sitio".

Anónimo dijo...

Buenas Pedro!!!

Me ha sorprendido la gran calidad del poeta que llavas en tu interior!!!...

Por cierto!!! ahun te eseramos en la fiesta!!!jejeeje...

Suerte

Jamina

Carmela dijo...

Gracias por tus imágenes, por tus reportages intimistas de Barcelona. Los que no estamos ahí seguimos la actualidad de ese lugar a traves de tus emociones...

Irene Vilches dijo...

Esto es muy diferente de lo que he leído antes por estos lares. Diferente, nuevo, y también bueno. Para que luego digan que el arte y la crítica social son como el agua y el aceite.