26/3/09

Lloviendo bombonas










Oh cándida virgencita
es el momento de dar el paso entrometido
el siguiente peldaño está ahí
solo tienes que alzar las manos
confiar en un estilista
detenerte ante el espejo.
Eso es, hermana, de frente, serena
tienes el silencio solemne de la culpa
la entrega incondicional de la vulgaridad
el reclamo publicitario estampado en vinilo
las saetas con vista de pájaro
el secreto de la eterna juventud,
luego no tienes por que preocuparte
no hay sitio para tantos damnificados
ni puñales ni beatos ni espinas en el alma
por arte de birlibirloque
es el pueblo quien te acoge fervorosamente
a modo de simposio bacteriológico
pidiéndote que dejes a un lado los hábitos
y te pongas el disfraz de butanera.

6 comentarios:

Reyes dijo...

Te confieso que estoy escuchando flamenco mientras te leo y la mezcla resulta espectacular .
Con ese final me ha parecido redondo .
Y late esa belleza irónica de todos tus pòemas.
Besos.

eSadElBlOg dijo...

me gusta, aunque como me pasa siempre contigo, tengo que leermelo dos veces para que no se me escapen cosas...

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Eso es, hermana, de frente, serena
tienes el silencio solemne de la culpa
la entrega incondicional de la vulgaridad"


Amigo es que tu no tienes en cuenta el tipito que tiene el butanero.... jajajajaja

Saludos!

colorprimario dijo...

En mi opinión, es bastante complicado acertar con las dosis justas de ironía y elegancia. Por lo general, casi todo el mundo se queda corto. Te lo digo porque me parece que este poema goza del humor crítico preciso, además de tener un ritmo definido y todo lo demás.

Resumiendo, P, que me ha gustado mucho. Felicidades.

Abrazos.

Irene Vilches dijo...

Iba a decir que me habías dejado sin palabras, pero, claro, eso daría pie a que dejara de comentarte...

Me parece fabulosa la mezcla de humor, sátira, crítica y genialidad del texto. Me encantó.

VERA dijo...

Al cielo con ella...
Buenos versos, peri.
Corrige ese "porque" (es separado...)
Beso.