11/3/09

Solidaridad con Manuel Pinteño

"Manuel Pinteño Sánchez, de 51 años de edad, tiene el dudoso honor de ser el prisionero que más tiempo seguido lleva en las cárceles españolas. Se encuentra actualmente en la prisión de Albolote (Granada), condenado por diversos delitos, en su gran mayoría contra la propiedad, sin que nunca haya sido condenado por delito contra las personas y siendo su mayor condena de seis años. Sin embargo, lleva preso 32 años, desde octubre de 1977, de los cuales se ha pasado 24 en completo aislamiento (régimen FIES*). En todos estos años sólo ha estado en la calle siete meses gracias a evasiones, la última en el 86, cuando estuvo fugado cuatro meses y diez días. Desde entonces, hace veintitrés años, Manuel no ha vuelto a pisar la calle. Según la administración penitenciaria, cumpliría la totalidad de su condena en 2056.

Que una persona pase encerrada en prisión 89 años no puede tener otro resultado que su destrucción como tal. A pesar de que hace muchos años que Manuel no comete ningún delito ni sufre ninguna sanción penitenciaria, no cabe en su situación la menor posibilidad de reinserción social, lo cual va en contra de los artículos 15 y 25.2 de la Constitución española.**

El caso de Manuel Pinteño es uno más de los muchos que hay en las cárceles del Estado español de cadena perpetua encubierta. Muestra la venganza del Sistema Penitenciario para quien se revela ante él. Su carácter rebelde dentro de la prisión, sus luchas reivindicativas y sus treinta intentos de fuga le han llevado a acumular muchas condenas estando ya dentro de la cárcel. De procedencia humilde, no cuenta con dinero para costear un abogado por lo cual siempre los ha tenido de oficio y no han llevado una defensa favorable.

Existen divergencias importantes entre los cálculos de la administración y los del interesado sobre el tiempo de prisión que lleva cumplido y el que le queda por cumplir, divergencias que no han podido ser consideradas por una autoridad competente que pueda decidir con justicia sobre ellas, entre otros motivos, porque las dificultades encontradas para obtener certificaciones oficiales de los datos y detalles correspondientes han resultado, hasta ahora, insuperables. Eso pone a Manuel en una situación de evidente inseguridad e indefensión que contraviene el artículo 24.1 de la Constitución española."

sigue leyendo

1 comentario:

Reyes dijo...

De todo lo que he leído, la única forma en la que puedo ayudar , creo, es escribiéndole a este hombre a la cárcel.
No sé si si le serviá de algo, pero lo haré.
Sólo dos cosas;
si esto fuera USA, ya estaríamos hablando de un guión para el cine.
La otra cosa es que hay personas en las que se demuestra claramente que existe un destino atroz de lucha hasta el último de los días.
Cuando te toca, te toca.
Menuda historia.
...
Besos.