26/4/09

Madre



















Avenida diagonal
una mujer
estaciona
un carrito
delante de un árbol
la observo
mientras
pasea
sucia
sola
por el barrio
habla en voz alta
se detiene a cada instante
y ajusta bien
los broches del carro.
Desde entonces
cada día
al despertarme
abro la ventana
y pienso
en esa madre
en los servicios sociales
en el juez
que le arrebató
una vez
a su hijo.

9 comentarios:

Reyes dijo...

Precioso, hoy me has dao una ostia en pleno plexo solar , pero debo ser gilipollas porque encima te estoy agradecida por este poema-joya.
Un beso.

Javier Belinchón dijo...

Trágico poema. Bien construído y, en el fondo, bello.

Gracias por pasarte por mi blog.

Saludos.

Irene Vilches dijo...

He aquí la crudeza de la realidad. Es bueno que seamos conscientes de ello...

Marina dijo...

joder, siempre te arrebata algo importante el desconocido hijo de puta de turno...
a veces desconocido a secas, otras desconocido a la fuerza...
y otras conocido, que es el peor.

un abrazo

Maria Coca dijo...

Uff!!! Tremenda situación la que describes. Un drama que no necesita de más palabras.

Un saludo.

colorprimario dijo...

Hola, Pedro... Te he dejado una respuesta a lo último que escribiste en mi blog, échale un vistazo cuando quieras.

En cuanto al poema... me ha encantado. Creo que, como ya te han dicho, está muy bien construido. Me transmite cierta contención dramática que viene muy a cuento. Esa mirada sobre el horror y la injusticia va madurando, si es que no está centrada ya en lo más evidente...


Salud, paz, amor y buen rollo para los corazones mutantes.

D.

Anna. dijo...

Que realidad tan sutilmente escrita!

Un abrazo.

Anna.

Carmela Negrete dijo...

Suena a Bukowski traducido al español, ¿esto es algo bueno? Discúlpame si las comparaciones son odioas, pues la educación es para quienes forman parte de la clase ociosa, y no es el caso.

Para mí lo es.

Madeja de Palabras dijo...

Demasiadas cosas, demasiadas...Y todas con su nombre. Y el mundo, mientras, lleno de analfabetos que ya sí saben leer.


Un abrazo