8/11/06

El olfato afrodisíaco


Los cinco sentidos se diluyen en uno…Pero el olor es el alma profunda de las cosas. Las cosas que nos importan. La importancia y la necesidad del otro. El otro, la otra, el objeto de nuestro amor, de nuestras fantasías, de nuestra excitación, de nuestra adoración y de nuestros intentos de seducción. La seducción como principio y fin. Y el fin, desde el principio, es dejarse embriagar y cubrir por el olor del amante. Ese olor rancio de la madurez, dulce de la juventud, salado y genital. Agrio de las grietas y pliegues, aliñado en colonia, crema, vaselina, jalea real, canela, mermelada, nata fresca, gotas de vino o champagne, es el olor del deseo. El deseo que penetra por la nariz y se clava en el cerebro y se impregna en la piel como una tatuaje de cuerpo entero y no se puede olvidar así pasen cien años y cien amantes más por nuestros brazos. Porque cada persona tiene su olor y este es único, genuino , irrepetible e intransferible, igual que las huellas dactilares, como reveló el descubrimiento de las feromonas en 1986.
Los occidentales sentimos predilección por el almizcle, secreción del buey almizclero cuando está en periodo de celo; en cambio, a penas percibimos los efluvios del deseo humano, sólo unas pocas afortunadas son capaces de detectarlo. Este empezó a aplicarse en forma de perfume, al igual que el del castor y el cachalote o ámbar gris, durante el Renacimiento al conocerse que su olor es semejante al de la hormona masculina. Estos ingredientes fueron sustituidos en el siglo XVI por los aromas florales, y actualmente es muy difícil hacerse con un perfumero de azmilcle, aunque existen fragancias realmente excitantes y sabrosas para embelesar al amante, las rosas y el azahar, sin ir mas lejos, son perfumes muy empleados para aromatizar el ambiente. La rosa es una flor muy romántica pero sobre todo sensual, y bañarse o frotarse el cuerpo con sus pétalos puede provocar una excitación incontrolada en los genitales tanto masculinos como femeninos. Mezclada con canela o en forma de bálsamo (recomiendo cualquier vaselina labial con aroma de flores o frutas) y aplicada en la vagina, convierte a ésta en un bocado suculento para el varón, y sobre el pene actúa como un potenciador de la erección el azahar nos sumerge en un paraíso como el de Las mil y unas noches, bajo el cielo protector de Paul Bowles en Casablanca, y en los campos y cuerpos naranjas de Van Gogh y Gauguin. También el jazmín, el lirio, la flor de loto, la vainilla, o la canela nos transportan a las páginas del Kamasutra y las novelas victorianas, pero sobre todo nos revelan que detrás de su atractivo velo siempre hay otro aroma más puro, más báquico, más animal…El olor del amante.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Libro virtual Seductiva Mente. La seducción es un juego de la mente. Así que juega con tu mente... y con la de los demás.
Puedes bajarlo en
http://perso.wanadoo.es/ddragon/seductivamente.zip

Link interesante sobre seducción en
http://www.personal.able.es/cm.perez/estsexo.htm

y lista de correo en
http://es.groups.yahoo.com/group/elartedelaseduccion/

mona dijo...

el perro y el frasco dijo...
si te digo ke kada vez ke te leo te kiero un poko más, me kreerías?!!

pedrakooo te kieroo un wevoo!!
eres mu grande hermano
y mas bonito...
ke un san luis!